Noticia | 17-09-2013

Conclusiones del Estudio de Medidas de Seguridad en los colegios de Nerbioi-Ibaizabal

Con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, Udaltalde 21 Nerbioi-Ibaizabal hace públicas las conclusiones del análisis de la seguridad en los accesos a los centros escolares de la comarca Nerbioi-Ibaizabal recientemente finalizado. Se trata de un proyecto que persigue la precisión de actuaciones para el fomento de la movilidad sostenible a los centros escolares.

El trabajo define una serie de propuestas específicas para cada centro de enseñanza primaria y secundaria de la comarca Nerbioi-Ibaizabal (21 centros en 9 municipios) destinadas a mejorar la seguridad de los usuarios, tras el reconocimiento “in situ” de todos los centros con el objeto de analizar las posibles zonas conflictivas en los trayectos peatonales de los usuarios y después de generar de manera teórica la “araña de movilidad” que identifica los itinerarios peatonales más usados y por tanto con mayor riesgo potencial. Para ello se han utilizado las bases de datos de población de cada municipio, recreando una simulación teórica que representa el volumen total de población desplazándose a cada colegio.

Cabe constatar que, en general, los entornos más inmediatos de los centros educativos disponen de medidas apropiadas de seguridad vial y de manera generalizada existen medidas de tranquilización, aceras adecuadas y señalización indicativa de la presencia de los centros escolares. El estudio ofrece propuestas dirigidas a la mejora de estas áreas sensibles para la movilidad no motorizada. Dada la casuística de situaciones y propuestas para cada caso, esta nota de prensa recoge las recomendaciones generales.

En primer lugar, considera muy recomendable adoptar una limitación de velocidad de 30 km/h en las inmediaciones de los centros educativos.

Para mejorar el impacto de la reducción de la velocidad de los vehículos en zonas escolares propone la instalación de señales luminosas intermitentes. Estas solo estarían activas en las horas de entrada y salida a los colegios.

Respecto al aparcamiento en batería en ángulo, recomienda establecerlo con la maniobra de acceso marcha atrás. Esto mejora la seguridad de los vehículos, ya que la maniobra peligrosa que es la incorporación al tráfico se realiza con total visibilidad. Ello redunda en la seguridad de ciclistas y de peatones que pudieran transitar por la calzada. Además, como sería la parte trasera del vehículo (sustancialmente más corta que la delantera) la que invadiría parte de la acera, se vería mejorado el tránsito peatonal en la zona.

Una importante actuación en pro de la mejora peatonal es la adopción de “orejas” en los pasos de peatones que persigue proteger a los más vulnerables dotándoles de una mayor visibilidad: reduce la distancia total a recorrer, dificulta el aparcamiento en el paso de peatones y es interesante su uso combinado con el paso sobreelevado. Esta medida debe realizarse teniendo en cuenta la disposición de los contenedores de basuras, ubicándolos después del paso de peatones en el sentido de la marcha, de forma que no obstaculicen la visión de los peatones.

Como criterios de diseño para los colegios situados fuera del área urbana y que disponen de espacio suficiente, propone la separación física de los modos de acceso en espacios diferenciados para el autobús, para los familiares en vehículo y para los peatones y ciclistas, con unas longitudes sugeridas de las zonas de recogida y bajada del alumnado por parte de los familiares, en función del tipo y número de usuarios del centro. Así mismo, recomienda que el colegio esté situado a un mínimo de 150 metros del eje principal de circulación, de tal manera que se evite que las colas de vehículos accediendo al centro terminen por afectar al eje de circulación.

En los colegios más urbanos, uno de los problemas habituales es la recogida y llegada del alumnado que accede en los vehículos de familiares y que terminan afectando al tráfico y la seguridad vial del entorno. En estos casos, las medidas de intervención pasan por la colaboración de los centros y de los padres y madres del alumnado, más que en soluciones urbanísticas o de tráfico. El proyecto de “Camino Escolar Seguro’ con intervención de padres y madres, profesores y usuarios del centro es lo más recomendable en estas ocasiones.Aun así, sugiere habilitar, en los casos que sea posible, un aparcamiento a una distancia relativamente corta del colegio y dotarlo de un trayecto peatonal seguro hasta el centro.

Por último, recomienda estudiar la aplicación del “Camino Escolar Seguro” en todos los centros de educación primaria de la comarca, siempre que la distancia a pie sea razonable.

El trabajo ha sido elaborado por Leber Planificación e Ingeniería, S.A. Su coste: 21.780 euros, IVA incluido. Ha recibido subvención por el 50%, IVA no incluido, del Programa de ayudas en Transporte y Movilidad eficiente del Ente Vasco de la Energía, que persigue la racionalización del consumo de energía en el transporte y en la movilidad a través de inversiones y proyectos encaminados a la transferencia hacia los modos de transporte más eficientes, en la línea “Estudios de actuaciones específicas relacionadas con planes de transporte a centros de actividad”. 

Más información:

http://www.ut21.org/noticias_mas-c.php?id=407

• Volver

Oficina de sostenibilidad Agenda Local 21 Agenda 21 Industrial

Agenda 21 Escolar Gestión de Residuos

Movilidad sostenible
      

© Udaltalde 21 Nerbioi Ibaizabal • udaltalde21@ut21.org • Tel. 946712699 • Elexalde 18. 48498 Arrankudiaga-Zollo